Retiros y Viajes holísticos Sostenibles Conscientes

¿A quién le ha cambiado la vida una pregunta?

Hace casi 4 años, a mi, una pregunta me cambió la vida. – ¿Cómo ves tu vida en 5 años? -me preguntaron-

En ese momento, mi cabeza hizo un cortocircuito y explotó.

Porque, concretamente NO SABÍA donde quería estar en 5 años, y eso, picaba. Sutilmente aparecía por mi mente el viajar y ser libre, pero el pánico a hacerlo sola, borraba rápidamente esa imagen. Lo único que sabía, era que donde estaba NO quería estar, aunque no sabía aún cómo salir de ahi. Pero la vida se encargó de eso, porque mes y medio más tarde…me estaba yendo

Me llamo Patricia Pérez y así, en cuatro líneas y dos adjetivos, no podría definir quién soy, porque en realidad soy la suma de todas las historias, personas, situaciones, experiencias, logros y fracasos que han acontecido en mí, desde hace 33 años.

patriciaholisticyoga

Me diplomé en fisioterapia por la Universidad Rovira y Virgili de Tarragona y través de una beca Séneca, Toledo se cruzó en mi destino y allí desde 2012 es donde empecé a desarrollar toda mi carrera y trayectoria profesional, entre otras, con la mujer embarazada.

Aunque durante muchos años de mi vida, he sentido una gran incomodidad en general. No era feliz y no sabía porque. Algo me decía que lo que hacía profesionalmente no iba conmigo.

Parecía como si estuviera viviendo una vida que no era mía. Así que, siempre me sentí como un barco a la deriva, y ahora, entenderás por qué…

La antroposofía divide el desarrollo personal en ciclos de 7 años. 7 años que marcan la evolución de la conciencia de cada persona a lo largo de su vida.

Cada 7 años hay una completa regeneración celular. Cada 7 años todas tus células vuelven a ser nuevas.

Se podría decir que cada 7 años vuelves a nacer…

Nazco un 15 de junio de 1989. Hermana mayor de dos. Siempre he sido una niña muy curiosa, que se quedaba absorta leyendo libros que hablaban del espacio, universo y constelaciones, la simbología y mitología de las diferentes culturas me apasionaban y tenía una sensibilidad especial por los animales y el cuidado de la naturaleza, tanto que, me visualizaba al frente de un barco de Greenpeace salvando ballenas en el ártico. Era una niña a la que le flipaba la música y el baile, y desprendía una sensibilidad especial. Pero todo eso se fue apagando…

A los 7 años mis padres se separan y me encuentro en medio de un huracán emocional, que no para de darme bandazos, cual pelota de tenis a cada lado de la pista. Percibo que mis dos pilares, se desvanecen, se esfuman, y empieza la sensación de pérdida, preocupación, nerviosismo y miedos. Muchos.

A los 14 años en plena adolescencia e intentando sobrevivir emocionalmente en esta etapa, se produce un choque de egos y salgo de mi casa a vivir con mi padre. Pero al cuento no le llega su “final feliz”. Siento que soy una adulta en un cuerpo de niña y me percibo como tal, siento que tengo que ser la adulta. Empieza a aparecer la ansiedad. En esa etapa, lo único que quería, era salir de mi vida. Tener otra historia. Quería irme, huir.

A los 21 años tras varios años en una relación de pareja tóxica de dependencia emocional, abusos y tras un cuadro depresivo, decido salir corriendo. No entendía de dónde venía tanto dolor, tanta incomodidad, tanto sufrimiento, ni si quiera podía ponerle palabras. Solo sabía que quería dejar de sentirlo y huir de todo lo que ni si quiera sabía que sentía, de lo que ni siquiera sabía que había ahí, dentro de mí.

Y de repente, Toledo aparece en mi camino. Y sin pensármelo demasiado allí aparezco para empezar.

9 meses que se convierten en 7 años. Donde rehago mi vida. Donde empiezo de cero. Donde creo “una familia”. Donde rio, lloro, donde vivo. Donde doy todo lo que soy, dejo mi esencia, cierro otro ciclo, quemo otra etapa.

Donde llegué siendo niña y me fui siendo mujer, porque…

A los 28 años empiezo a despertar. Comienza una sutil búsqueda. Hago un primer viaje al sudeste asiático con mi familia, y algo cambia dentro de mí. Mi cuerpo se revuelve y se activa. Pide cambio. 

Casi entrando en los 29, conozco a la persona que me hace esa pregunta. Pero, tras darme cuenta de un patrón repetitivo en mis relaciones de pareja, despierto de golpe.

Asistir a mi primer retiro me hizo darme cuenta de que, en realidad, era yo la que tenía el poder sobre mi vida, y al salir del mismo, hago el clic: no iba a quedarme nunca más sin vivir la vida que quería vivir. Ahí, empieza mi viaje. 

Y me fui.

El 15 de junio de 2019, a mis 30 años, vuelve a nacer un nuevo Ser. A expensas de ser lo que debería ser, decido parar mi vida y continuar ese viaje, viajando...

…porque debe haber otra forma de vivir, más consciente, más en línea y más en paz.

Desde ese momento, y en un giro de 180, dejé mi trabajo, mi piso, la ciudad donde vivía, lo vendí todo en un mercadillo benéfico que monté con asunto: despedida, y con lo que me cabía en una mochila, me fui sola con un billete de ida al sudeste asiático, pasando de tenerle pánico a estar sola a irme de viaje a 15 mil km, recuperando así, esa vara de poder y rompiendo con millones de miedos.

Me fui aun queriéndome quedar, y, aunque ese fue el acto más doloroso que hice, tenía un foco claro: “Te toca a apostar por ti”. Inconscientemente, me fui para encontrar mi elemento y sacarlo a brillar.

Ese viaje revolucionó mi interior, me dió la oportunidad de saber qué y quién soy, y, sobre todo, la capacidad de conocer el poder que tengo para manifestar lo que quiero en mi vida (y tú, también lo tienes). 

Por eso, creo en el poder transformador de una experiencia que confronte tu interior, como puente, hacia un cambio en tu vida. Ésta, pone delante de ti, todo lo que eres. Y tienes dos caminos, o seguir rechazándolo, o abrirte a experimentar qué sucede cuando lo vas aceptando, y, enfrentando

Le tenemos mucho miedo al cambio, al fin y al cabo, a irnos, de sitios, de trabajos, de personas, pero lo difícil no es irse, lo verdaderamente difícil, es VOLVER, porque toca volver a casa. Volver A TI. 

Y yo, en esa vuelta, decidí, literal, volver a casa a sanar con mi origen y conmigo misma.

¿Cómo di yo ese giro a mi vida? Ahora es cuando viene la solución ¿Verdad?

 

Te podría decir que en realidad, no la tengo, y que ésta, está dentro de ti, porque es cierto, “solo” tengo mi experiencia. Así que, en mi caso, esa “solución” pasó por conocer los entresijos de mi mente y mis heridas más profundas, siendo clave para ello, el autoconocimiento, (y terapia) la liberación emocional, la sanación uterina y, el Yoga y la meditación.

Así pues, desde que volví de ese viaje, me adentré en el que, hasta ahora, me parece el más retador, revolucionario y a la vez apasionante y liberador: El emprendimiento. 

Ha sido, y sigue siendo, el que me permite crear la vida que deseo vivir, me ha dado las alas y la oportunidad de descubrir quién soy a cada momento y para lo que estoy aquí, hecho que ha sido desde siempre, el mayor motivo de conflicto a lo largo de mi vida…

Ya que siempre había querido “ser normal”, nunca me había entendido, nunca había aceptado lo que soy. Mi inconsciente buscaba un “para toda la vida”, a toda costa, pero mi cuerpo y mi alma sabían que por ahí no era, y por eso, la vida me ha ido poniendo tanto bache hasta reconocer el camino correcto para mí, sin tenerle miedo a ese ir a contracorriente, ser diferente o dejar de pertenecer.

Y gracias a este otro viaje y a que, en su día, decidí salir de donde no quería para coger lo que realmente merezco y siento que es para mí, estoy en esa imagen que, hace 4 años, apareció en mi mente cuando me preguntaron…

- Y tú, ¿cómo te ves en 5 años?-

Desde entonces, me dedico, además de dar formación de yoga y meditación, acercando la consciencia emocional y ayudando a encontrar esa conexión, calma y paz con unx mismx, a crear retiros y experiencias en los que conocernos interiormente y abrirnos a otro nivel de conciencia emocional, inspirando y motivando a alinearnos con el Ser que somos y coger nuestros miedos para transformarlos en ganas. En ganas de crear la vida que deseas y mereces.

Mi misión es acompañarte y ayudarte a que, cada día, te conozcas más, a que seas más consciente. De ti, de tu cuerpo, de tus hábitos y de tu entorno. A que encuentres tu coherencia interna para alcanzar esa paz y libertad interiores. Y para que aprendas a cuidarte y a cuidar, a ti, a los tuyos y al planeta, porque si somos más conscientes, dejamos un mundo mejor, y dejar un mundo mejor, nos hace mejores.

¿Cómo? A través del autoconocimiento, la experiencia corporal, el trabajo de consciencia, la meditación, el yoga, y demás disciplinas  y experiencias que te encaminen hacia la mayor libertad. La libertad de ser tu mismx y estar en paz con ello.

Todos mis caminos de transformación, están al servicio de tu encuentro.

6 curiosidades sobre mí que no te he contado

  1. Uno de mis sueños era que, al jubilarme, me compararía una autocaravana y me iría de viaje por Europa. ¡A día de hoy, llevo un año viviendo y viajando en una Furgo con mis dos gatas por España!
  2. Tengo un patrón muy mental, necesito ocio y actividades que me hagan salir de ahí. Suelo practicar deportes que sean de riesgo, aunque me de miedo, la adrenalina y sobre todo, la PRESENCIA hacen que me sienta viva. He saltado en paracaídas, practico surf, escalada y quiero experimentar el kitesurf.
  3. El atardecer o amanecer es un momento especial para mí. Hacen que valore el hecho de que estoy viva. 
  4. Cuando estuve de viaje, descubrí que pintar era, y es, una forma de darme amor y salir de la tristeza. A día de hoy, utilizo mis pinturas como recordatorios que me indican que sé amarme y sostenerme cuando lo necesito.
  5. Desde una clase de Yoga en la que me desbordé emocionalmente por dentro, cambió mi visión de cómo el Yoga puede transformar tu interior. Esa experiencia fue tan intensa y a la vez liberadora que, para profundizar en mi práctica, hice la formación de Hatha.
  6. Algo que considero un logro es que he conseguido llevar una vida minimalista, vegana y sostenible al 85%.

Lo que dicen de mi

Mi experiencia con Patricia ha sido de esas que marcan un antes y un después. La contacté para clases de yoga, por pura curiosidad y ganas de hacer algo diferente. ¡Y cómo me alegro de haberlo hecho! Pues casi sin darme cuenta empecé a ser mucho más consciente de mí misma: de cómo me estaba tratando (y limitando), y de lo poco que me estaba escuchando. Lo que pensaba que iba a ser un poco de ejercicio físico, ha sido una experiencia en mayúsculas. Un reflexionar y actuar desde mí, dejando en un segundo plano las expectativas y creencias. Más que una profe de yoga ha sido una mentora. Y se lo agradeceré siempre. Sigue siendo un proceso empoderante y lleno de plenitud. Patricia es la mejor guía que he podido tener para iniciar este camino.
Conecté con Patri para indagar más sobre la luna y sus efectos emocionales, mi primera impresión sobre ella fue lo natural y entregada que es. Algo que me gustaría destacar de su trabajo es la entrega y la sencillez, son inspiradoras, y que la información recibida me ha ayudado a conocerme más. Recomendaría sin duda ponerse en contacto con ella, sobre todo, a quién le interese el crecimiento personal y el autoconocimiento. Yo, tras mi camino con ella me siento más calmada y segura de mi misma. Patri es inspiradora, su sencillez, simpatía y entrega la hacen especial. Gracias de nuevo.

¿Quieres vivir una experiencia que cambie tu interior?

Siempre puedes recorrer el camino en solitario y quizás llegas antes, pero de la mano de alguien afín, llegas lejos.

Mi propia experiencia y conocimiento están al servicio de tu encuentro.

.

Más allá del Yoga

Manifiesto

Mis valores

Colaboraciones

Conectamos aquí

Si quieres estar al tanto de lo que hago, puedes seguirme en las rr.ss, estoy al otro lado y me hace ilusión verte.

También puedes:

Abrir chat
1
¿Necesitas consultarme algo?
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?